A los más veteranos el modelo SEAT 600 os traerá recuerdos de vuestra infancia o adolescencia… A los más jóvenes casi seguro que os suena, porque lo habréis oído en historias familiares. Y es que el 600 fue todo un símbolo de SEAT en su época, a finales de 1950, y fue uno de los coches más queridos en nuestro país.

Ahora, unos 60 años después de la creación de este modelo, doce alumnos de bachillerato del colegio San Patricio de Madrid han asumido un gran reto: transformar el mítico SEAT 600 en eléctrico. Y lo han conseguido, en un total de 150 horas y han necesitado unas diez piezas totalmente nuevas.

Dichos alumnos se han encargado de la creación de las piezas necesarias para construir el nuevo motor eléctrico. Así mismo, se trata de un proyecto sostenible porque muchas de las piezas y materiales del SEAT 600 las han reparado y reciclado, para poder reutilizarlas para este proyecto.

¿Y por qué el SEAT 600 para llevar a cabo este reto de transformación? Pues, según el profesor y los propios alumnos, este modelo era el idóneo para convertirlo en eléctrico porque, al pesar poco, precisa un motor más pequeño y menos batería.

Como podéis observar en el vídeo, se trata de un reto de lo más exigente, que estos alumnos han sabido llevar a cabo a la perfección. Sin duda, la visión actual sobre la automoción que tienen estos jóvenes alumnos ha sido clave para la transformación que han llevado a cabo en el interior del coche. Han incluido la pantalla táctil, ya típica de los coches de hoy en día, y han automatizado el control de los faros.

En JR Valle, tu SEAT en Valencia, esta historia sobre el SEAT 600 nos ha parecido de lo más curiosa y queríamos compartirla con vosotros, porque sabemos que os va a llamar la atención y que a muchos os habrá hecho rememorar anécdotas familiares a bordo de este coche.